Portada


Buenos días, tardes y noches os dé Dios.



Después de cuatro semanas de preparación para la llegada del Mesías, el Adviento, ha llegado el momento esperado. En medio de la noche, de la oscuridad, una gran luz ha brillado. En Belén de Judá, en un humilde portal, ha nacido el Salvador, nuestro Señor.

Los ángeles cantaron "Gloria a Dios en el cielo y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor."

La gente más sencilla y pobre, los pastores, y aquellos que lo estaban esperando, los Reyes Magos, fueron a adorar al niño Jesús. Nosotros también queremos acercarnos con cariño al pesebre para dar un beso a aquel que ha traído el amor y el perdón al mundo entero.

Navidad (Juana Sánchez Morales)